¡Comienza la primavera!: la temporada de las abejas

Primavera, la temporada de las abejas

¡Comienza la primavera!: la temporada de las abejas

La primavera ya está aquí y, con ella, nuestra época preferida del año. Florecen las flores, los días empiezan a ser más largos, van aumentando las temperaturas

Y, con la llegada de la primavera, comienza la temporada de abejas, que puede variar según la ubicación geográfica y el clima. En general, las abejas están más activas durante los meses más cálidos del año, que suelen ser la primavera y parte del verano. Durante estos meses, las flores están en floración, lo que proporciona abundante néctar y polen para que las abejas recolecten y produzcan miel.

¿Quieres conocer todo lo que ocurre en esta época del año? ¡Sigue leyendo!

EN ESTE POST DE REINA KILAMA…

  • ¿Cuándo empieza la temporada apícola?
  • ¿Cómo trabajan las abejas en primavera?
  • Consejos para comenzar la temporada apícola

¿Cuándo empieza la temporada apícola?

La temporada apícola comienza con los primeros signos de la primavera, cuando la naturaleza comienza a despertar de su letargo invernal. Durante estos meses presenciamos el espectáculo de la floración, un proceso vital en el ciclo de vida de las plantas. Las flores se abren paso, exponiéndose al sol y preparándose para la polinización, un acto que marca el comienzo de la temporada apícola.

La polinización es esencial para la reproducción de las plantas, y las abejas son las que hacen posible este proceso. Al recoger el polen de las flores y transportarlo de una flor a otra, las abejas facilitan la fecundación de las plantas, promoviendo su crecimiento y desarrollo. Este intercambio de polen no solo beneficia a las plantas, sino que también es fundamental para mantener la diversidad y la salud de los ecosistemas.

Sin embargo, la actividad de las abejas durante estos meses no se limita únicamente a la polinización. También es el momento en que las colonias de abejas experimentan un fenómeno conocido como enjambrazón. Ocurre a principios de la primavera y se trata del momento en que las abejas buscan un nuevo hogar para hacer su enjambre, coincidiendo con el inicio de la temporada apícola.

Durante la enjambrazón, una parte de la colonia abandona la colmena original en busca de un nuevo hogar. Este comportamiento es crucial para la supervivencia y la expansión de la especie, y es un indicador de que la temporada apícola está en pleno apogeo.

¿Cómo trabajan las abejas en primavera?

La primavera es la temporada de máxima actividad para las abejas, tanto que podemos observarlas revoloteando en jardines, campos y parques, realizando su importante labor. Una de las prácticas más importantes y constantes es el pecoreo.

El pecoreo, una actividad llevada a cabo por las abejas obreras, es crucial para la polinización de las plantas y, por ende, para el ciclo vital de muchas especies vegetales. Las abejas llevan a cabo esta tarea durante la visita de flores en busca de néctar y polen, dos fuentes de alimento fundamentales para su nutrición y energía.

Tras la jornada de pecoreo, las abejas regresan a la colmena con su carga de néctar y polen. Allí, trabajan incansablemente para procesar estos recursos, convirtiéndolos en miel y almacenándolos en las celdas de la colmena.

El pecoreo no se limita únicamente a la recolección de néctar y polen. También es un momento crucial para la supervivencia de la colmena, puesto que les permite acumular suficientes reservas para el periodo invernal.

Consejos para comenzar la temporada apícola

Para un comienzo exitoso de la temporada apícola, es crucial llevar a cabo una serie de pasos fundamentales que garanticen el bienestar de las abejas y la eficiencia en la producción de miel.

Revisión del colmenar

Es esencial realizar una revisión exhaustiva de todo el colmenar para evaluar el estado de las colmenas tras el período de invernada. Nos permitirá detectar posibles problemas, como la presencia de enfermedades, la falta de alimento o la necesidad de reina.

Control de la alimentación

Durante los primeros días de primavera, las abejas necesitan un impulso adicional de energía para iniciar sus actividades de recolección de néctar y polen. Proporcionar alimentación suplementaria ayudará a estimular la actividad de las colmenas y fomentar el desarrollo.

Tratamientos contra enfermedades como la varroa

La varroa es una de las principales amenazas para las abejas y puede debilitar gravemente las colonias si no se controla adecuadamente. Aplica tratamientos para combatirlo al inicio de la temporada.

Reorganización de colmenas débiles

Durante la revisión del colmenar, identifica aquellas colmenas que presenten un desarrollo débil o una población reducida. Reorganiza los cuadros y transfiere abejas de colmenas más fuertes para fortalecer estas colonias y promover un equilibrio saludable en todo el colmenar.

Gestión de enjambres

Aprovecha la temporada apícola para planificar y establecer núcleos de abejas. Estos núcleos, formados por una pequeña población de abejas con una reina joven, son fundamentales para la multiplicación del colmenar y evitar así la aparición de enjambres.

 

Controlar el colmenar y la colonia nos permite hacer una estimación de la producción de miel y polen que obtendremos durante la temporada.

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE…

  • Uno de los principales indicadores de calidad en la miel es su pureza. La miel auténtica debe ser un producto puro, sin aditivos que puedan afectar a su sabor y propiedades....

  • La elección de la miel ideal a menudo implica probar diversas opciones hasta encontrar aquella que realmente te fascine o se ajuste mejor a tus preferencias diarias. Por ello, la mejor opción siempre es optar por mieles naturales y crudas, sin adulterar, que te permitan asegurarte de que mantienen todos los nutrientes intactos....