¿Cómo producen las abejas miel y cera?

Miel Reina Kilama

¿Cómo producen las abejas miel y cera?

En el mundo existen alrededor de 20.000 especies de abejas, pero sólo  las abejas melíferas pueden producir miel, de las cuales hay 7 especies en el mundo.

Hasta que la miel llega a nuestra mesa, las abejas adultas recolectan y transforman el néctar de las plantas y lo almacenan en la colmena para crear este alimento natural. ¿Quieres saber cómo lo hacen? 

Antes de nada, queremos hacerte una pregunta ¿qué misión tiene la cera en este proceso? ¿No lo sabes? ¡No te preocupes, a continuación respondemos a estas preguntas!

¿Cómo elaboran las abejas la miel?

Las abejas elaboran la miel a partir del néctar que recolectan de las flores. Para facilitarles este proceso, los apicultores trasladamos las colmenas durante los meses de floración, con el objetivo de aumentar la producción de miel y crías.

¿Por qué hacen miel las abejas?

En primer lugar, queremos contarte por qué hacen miel las abejas, ya que es una cuestión que crea bastante incertidumbre: ¿las abejas fabrican miel para su posterior envasado o para su alimentación propia?

Las abejas elaboran la miel como alimento propio. Durante el invierno, las abejas no pueden salir de la colmena  y necesitan recoger provisiones en los meses de floración para asegurar su supervivencia.

Por eso, los apicultores nunca recogemos el 100% de la miel que producen. De cada colmena, recogemos 5 paneles para envasarla y les dejamos 6 para su alimentación.

Proceso de transformación del néctar en miel

Las abejas obreras adultas son las encargadas de salir a buscar el néctar de las flores para llevarlo a la colmena, lo transforman en miel y lo guardan en las celdas para que se conserve en el tiempo.

Las abejas obreras adultas son las encargadas de salir a buscar el néctar de las flores para llevarlo a la colmena, lo transforman en miel y lo guardan en las celdas para que se conserve en el tiempo.

1. Recogida del néctar de las flores

Las flores producen néctar para atraer insectos y que las ayuden en su proceso de polinización. 

El néctar es una sustancia muy dulce y rica en azúcares, que las abejas absorben con su larga lengua y lo almacenan en el buche melario mientras, inconscientemente, recogen el polen de las plantas.

2. Las abejas transportan el néctar a la colmena y lo transforman en miel

Con el néctar almacenado en este estómago especial para la miel, sus glándulas segregan unas enzimas que se mezclan con el néctar y comienza la descomposición química natural en la que se separa la glucosa de la fructosa.

Mientras, las abejas regresan a la colmena para continuar con el proceso. Transfieren el néctar a las más jóvenes y éstas lo regurgitan con el objetivo de seguir dividiéndolo en más enzimas.

Al mismo tiempo, estas enzimas también modifican el PH de la miel, haciendo que sea más ácido y aumenten sus propiedades antibacterianas.

3. La conservación de la miel en la colmena

Cuando alcanza el nivel de descomposición deseado, las abejas depositan este líquido en las celdillas del panal para continuar con el proceso de secado.

El exceso de humedad debe pasar de un 70% a un 17% aproximadamente, por lo que las abejas crean un sistema de ventilación con el movimiento de sus alas, con el fin de favorecer la reducción de humedad.

Una vez que la miel está seca, las abejas sellan la celda para evitar que entre humedad y pueda conservarse en perfectas condiciones durante muchos años.

¿Y cómo sellan las abejas la miel?

El papel de la cera en el proceso de producción de miel

La cera es un material fundamental en el proceso de producción de miel.

Las abejas producen cera de flor para sellar las colmenas y evitar que pueda entrar humedad a la miel.

La miel que no está sellada tiene agua, lo que quiere decir que no es miel pura de abeja. Sólo la miel sellada es la que está libre de humedades.

¿Cómo fabrican cera las abejas?

En el caso de la elaboración de la cera, las abejas jóvenes son las encargadas de hacer este trabajo. 

A partir de los hidratos de carbono del néctar y el polen, secretan una sustancia blanca en estado líquido que se va transformando a estado sólido al contactar con el aire, la cera.

Cuando la cera se solidifica, se forman unas escamas en la parte inferior de la abeja, que irán moldeando con ayuda de sus secreciones bucales para la construcción de la colmena y la cera pasará a tener un color amarillento después de haber entrado en contacto con estas secreciones, la miel, el polen…

Miel recién envasada desde la colmena

Con el paso del tiempo, la miel se va integrando en profundidad con las enzimas y la cera, y va formando su distintivo sabor dulce.

Para proceder al envasado de la miel, los apicultores quitan el sello de cera e introducen el cuadro de miel en una centrifugadora que da vueltas para que la miel salga por sus paredes. Se deja reposar unos días antes de ser envasada.


En Reina Kilama, nuestros apicultores nos envían la miel en bidones a nuestra planta de envasado, después de realizar este proceso. Donde todas y cada una de nuestras mieles son envasadas tal cual las recibimos, sin procesos adicionales ni aditivos que puedan alterar su propiedades naturales.