La clasificación de la miel

Clasificación de la miel

La clasificación de la miel

No todas las mieles son iguales. Podemos encontrar mieles de diferentes sabores, olores y texturas. Cada una de ellas se rige por diferentes elementos que son los que influyen en su aspecto final.

¿Quieres saber cómo se clasifica la miel? ¡Atento, hoy te lo contamos!

Existen una serie de factores como el origen botánico, su forma de producción o su aspecto de presentación que influyen en la clasificación final de la miel.

La miel según su origen botánico

Dependiendo de cuál es su origen floral, podemos encontrar dos tipos de miel: miel de flores o mielato.

Miel de flores

La miel de flores es aquella que producen las abejas a partir del néctar de las flores y, a su vez, podemos clasificarla en dos variedades de miel:

  • Miel multifloral: es la miel que está elaborada a partir del néctar de diferentes flores. Su olor, color y sabor varían en función de su composición floral. La miel de flores de Rena Kilama es una mezcla natural de flores silvestres.

Mielato

El mielato es lo que se conoce como miel de bosque. No procede del néctar de las flores, las abejas la producen a partir de las secreciones azucaradas de los árboles. Por lo general, son mieles oscuras y con un sabor más intenso que las mieles de flores. En Reina Kilama, la miel de encina es nuestra miel de mielato y es la última de nuestras variedades en ser recolectada.

La miel según su forma de producción

Los cuidados que se le dan a la colmena durante el proceso de producción de la miel también afectan en su clasificación:

  •  Tradicional: la miel se obtiene siguiendo las técnicas convencionales de producción y cosecha de la miel.
  • Orgánica o ecológica: debe obtener un certificado ecológico expedido por un organismo acreditado tras haber cumplido con ciertos requisitos, como por ejemplo, haber sido obtenida a partir de floraciones en campos certificados como ecológicos.

La miel según la técnica utilizada para su cosecha

A la hora de clasificar la miel, otro de los factores que se tienen en cuenta es la manera en la que ha sido cosechada:

  • Miel escurrida: se obtiene escurriendo la miel del panal y dejándola caer en un recipiente. 
  • Miel prensada: se obtiene comprimiendo los panales para hacer que caiga la miel.
  • Miel centrifugada: ésta es la técnica de extracción que utilizamos en Reina Kilama, ya que es la técnica más limpia de obtención de la miel y no daña los panales, por lo que pueden ser reutilizados. Una vez desoperculados los panales, se introducen en una centrifugadora que hace que se desprenda la miel por fuerza centrífuga.

La miel según su aspecto de presentación

Según el estado en el que se presenta la miel podemos obtener las siguientes variedades:

  • Miel líquida: es la forma de presentación que tienen todas nuestras mieles. Suele ser el estado más común en el que podemos encontrarla.
  • Miel cristalizada: es el estado al que se transforma la miel cuando se solidifica. Puede ocurrir por factores naturales como la temperatura o la humedad, cuando la miel es pura. En otros casos puede ser inducida de manera artificial para que adopte este estado. Todas nuestras mieles tienden a cristalizarse si se ven afectadas por estos factores naturales y pueden ser consumidas así o aplicar ciertos métodos para devolverla a su estado líquido natural.
  • Miel cremada: es un tipo de miel con textura cremosa utilizada, principalmente, para untar.
  • Miel en panal: es la miel que se comercializa tal y como sale de la colmena. Ya sea entera o en secciones, la miel se come directamente de las celdas que forman las abejas en el panal para depositar la miel.
  • Miel con trozos de panal: combina en un mismo envase la miel líquida con trocitos de miel en panal.

La miel según su destino final

  • Miel para consumo directo: es la miel que se destina al consumidor final y que ha pasado estrictos controles de calidad y trazabilidad, como es el caso de las mieles de Reina Kilama.
  • Miel para industria: cuando una miel no cumple con los requisitos que debe tener para su consumo directo, se utiliza para la elaboración de otros productos o se adultera haciéndola apta para el consumo humano.

Como has podido comprobar, existe una gran variedad de mieles dependiendo de cómo combinemos los diferentes factores que influyen en su proceso de producción.

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE…