La importancia del análisis de polen en la miel

Análisis polínico

La importancia del análisis de polen en la miel

Cuando recolectamos la miel debemos conocer cuál es su verdadera naturaleza. En nuestro laboratorio realizamos el análisis polínico de la miel para conocer su origen botánico y su geografía.

A continuación, te contamos cómo realizamos este análisis en nuestro laboratorio y las razones por las que es tan importante realizarlo.

El análisis polínico en la miel

El análisis polínico de la miel pasa por dos etapas en las que vamos a comparar la morfología y las dimensiones de los granos de polen que observamos con granos que ya conocemos y que tomamos como referencia.

Para tomar estas referencias, el melisopalinólogo debe haber creado sus propias muestras de colección polínica recolectadas de las plantas, lo que le permite identificar el origen de la miel de una manera más precisa.

    1. La identificación de granos de polen


Tomaremos una muestra de la miel para analizarla en el microscopio, pero antes vamos a centrifugar los tubos de ensayo que contienen las muestras, de tal manera que los granos de polen se depositarán en el fondo.

Una vez colocada la muestra en el microscopio, se debe visualizar los cristales de azúcares que indican que esa miel puede cristalizar y demás características que van a indicar que esa miel es realmente pura.

    1. El recuento de granos de polen

El conteo de los granos de polen permite obtener los porcentajes de polen que contiene esa miel de cada variedad floral, que posteriormente clasificaremos como miel monofloral o miel multifloral.

Además del análisis de polínicos, también es necesario realizar el análisis físico-químico y sensorial para poder hacer una correcta clasificación de la miel. Este conjunto de análisis van a definir su calidad.

Razones para realizar el análisis de polínicos en la miel

Conocer una información precisa de las especies florales con las que se ha producido esa miel es indispensable para su clasificación. Cada variedad de miel recoge una gran cantidad de granos de polen que no son visibles, pero serán los que definan la calidad de nuestra miel y permitan demostrar que es una miel realmente pura.

Gracias al análisis del polen en la miel vamos a clasificar cada variedad de miel atendiendo a la información que nos proporciona.

  • El porcentaje de polen que contiene la miel indica su pureza, es decir, cuando una miel es monofloral debe predominar el polen de una variedad floral. Esto nos permitirá comercializarla bajo el nombre de dicha variedad, como es el caso de nuestra miel de cantueso, miel de brezo, miel de naranjo y miel de eucalipto.
  • Analizar el polen que contiene una miel permite conocer su origen geográfico, puesto que hay floraciones que únicamente se encuentran en algunas regiones concretas.
  • A partir del análisis melisopalinólogico vamos a conocer los diferentes tipos de néctar que contiene la miel, lo que nos permite conocer su origen floral y será el que le proporcione las peculiaridades y características propias que tiene cada miel en lo que se refiere a aroma, sabor, color, textura…, diferenciando así unas mieles de otras.

Nuestros apicultores cuentan con una dilatada experiencia, conocen las diferentes zonas en las que predominan las diferentes floraciones y saben dónde deben colocar las colmenas para obtener cada variedad de miel. Aun así, en Reina Kilama es imprescindible que todas nuestras mieles pasen por nuestro laboratorio y sean sometidas a los diferentes análisis apícolas para obtener una miel de calidad.

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE…