La recolección de néctar y polen durante el pecoreo

Miel Reina Kilama

La recolección de néctar y polen durante el pecoreo

Las abejas, esas incansables obreras de la naturaleza, son protagonistas fundamentales en el equilibrio de nuestros ecosistemas. Además de producir miel, cumplen una función vital en la polinización de numerosas plantas, lo que repercute directamente en la producción de alimentos para nosotros y otras especies. Pero, ¿alguna vez te has preguntado qué es exactamente lo que hacen las abejas cuando salen en busca de néctar y polen durante el pecoreo?

EN ESTE POST DE REINA KILAMA…

  • ¿Qué recogen las abejas durante el pecoreo?
    • Néctar
    • Polen
    • Agua
    • Propóleo

¿Qué recogen las abejas durante el pecoreo?

Néctar

El néctar es el principal recurso que las abejas recolectan durante el pecoreo. Se trata de un líquido azucarado que las plantas producen para atraer a los polinizadores, como las abejas. Este néctar es la materia prima para la producción de miel y proporciona la energía necesaria para el vuelo y otras actividades de las abejas.

Las abejas exploradoras buscan activamente fuentes de néctar en su entorno.

Una vez que una abeja localiza una fuente de néctar, se posa en la flor y comienza a explorarla en busca de alimento. Las abejas tienen una probóscide, una estructura larga y flexible similar a una lengua, que utilizan para extraer el néctar de las flores.

El néctar recolectado es almacenado en su abdomen, denominado “buche melario”, hasta que llegan a la colmena. Una ves allí, otras abejas obreras se encargarán de procesar el néctar y convertirlo en miel.

 

Polen

Además del néctar, las abejas también recogen polen durante sus vuelos de pecoreo. El polen es una fuente de proteínas esenciales para el desarrollo de las larvas y el mantenimiento de la colonia.

Para recolectar el polen, la abeja utiliza sus patas traseras, que están especialmente adaptadas con estructuras llamadas cestas de polen o corbículas. Estas cestas son áreas cóncavas en el tercer par de patas de las abejas donde pueden recolectar y transportar el polen.

La abeja frota su cuerpo contra los estambres de la flor, recogiendo los granos de polen en su pelaje y en las cerdas de sus patas traseras. Luego, utiliza sus patas delanteras para transferir el polen de su cuerpo a las cestas de polen en sus patas traseras.

Una vez que las cestas de polen están llenas, la abeja compacta el polen con sus mandíbulas y lengua, formando una bola de polen que queda asegurada en las cestas. Esta bola de polen es transportada de regreso a la colmena para su almacenamiento y procesamiento.

Una vez dentro, otras abejas obreras se encargarán de recolectar el polen de las cestas y almacenarlo en las celdas de la colmena.

 

Agua

El agua es otro elemento vital que las abejas recolectan durante el pecoreo. Utilizan el agua para regular la temperatura de la colmena y alimentar a las larvas. Durante los días calurosos, es común observar a las abejas visitando fuentes de agua cercanas, como charcas o fuentes.

 

Propóleo

El propóleo es una sustancia resinosa que las abejas recolectan de las yemas y cortezas de árboles u otras plantas.

Después de recolectar la resina, las abejas la mezclan con polen y enzimas para formar el propóleo. Este compuesto pegajoso es transportado de regreso a la colmena en pequeñas cantidades.

Utilizan el propóleo para sellar grietas en la colmena, reducir la entrada de depredadores y prevenir enfermedades. Además, tiene propiedades antimicrobianas que ayudan a mantener la higiene dentro de la colmena.

 

Cuidar y respetar este proceso de recolección nos ayuda a obtener miel y polen de pura calidad.

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE…

  • Uno de los principales indicadores de calidad en la miel es su pureza. La miel auténtica debe ser un producto puro, sin aditivos que puedan afectar a su sabor y propiedades....

  • La elección de la miel ideal a menudo implica probar diversas opciones hasta encontrar aquella que realmente te fascine o se ajuste mejor a tus preferencias diarias. Por ello, la mejor opción siempre es optar por mieles naturales y crudas, sin adulterar, que te permitan asegurarte de que mantienen todos los nutrientes intactos....