Las abejas en verano: cuidados para el calor

Las abejas en verano

Las abejas en verano: cuidados para el calor

Con la llegada del verano, las abejas se ven afectadas por las altas temperaturas. Los apicultores debemos tomar medidas para asegurarnos de que no se vean perjudicadas por el calor y que disponen de reservas de alimento suficiente. 

¿Quieres saber qué sucede en la colmena durante los meses de calor? ¿Cómo crees que afectan las altas temperaturas al estado de la miel? ¡Te lo contamos a continuación!

¿Cómo pasan las abejas el verano?

Las abejas soportan temperaturas elevadas de calor, sin embargo, el interior de la colmena es un lugar extremadamente caluroso y también se ven afectadas cuando las temperaturas aumentan. Pero estos animalitos nos demuestran una vez más su audacia con sus propias técnicas de supervivencia.

La ventilación en la colmena

El almacenamiento de la miel y el polen y las aglomeraciones de abejas dentro de la colmena hacen que las temperaturas alcancen niveles demasiado elevados. Por suerte, las abejas cuentan con su propio sistema de ventilación para refrigerar la colmena.

Las abejas obreras se sitúan en la entrada de la colmena mirando hacia el interior y baten sus alas hasta producir la circulación del aire. Este movimiento hace que el aire caliente salga de la colmena, dejando paso al aire fresco producido por ellas mismas.

Para que este fenómeno se produzca, se tienen que unir cientos de abejas que baten sus alas al compás para producir una renovación del aire apropiada. De esta manera, la colonia de abejas consigue que el interior de la colmena pueda estar termorregulado.

La hidratación en la colmena

Para conservar la colmena refrigerada, además de la ventilación, también es importante la hidratación

Esta tarea es realizada por otra bandada de abejas obreras que salen en busca de agua, llegando a recorrer varios kilómetros volando hasta encontrarla. Recogen agua para suministrar al resto de abejas y utilizan una pequeña parte para rociar el exterior de la colmena, haciendo que el agua absorba el calor y que la temperatura descienda aún más.

Cuidados en la colmena cuando las temperaturas son elevadas

Aunque las abejas saben cómo cuidarse por sí mismas durante la época estival, los apicultores nos ocupamos de proporcionarles todas las facilidades posibles para asegurar su supervivencia cuando las temperaturas son excesivamente altas.

  • Colocamos las colmenas en lugares con sombras para que la temperatura dentro de la colmena disminuya.
  • Les proporcionamos agua para facilitar su refrigeración, bien sea a través de herramientas apícolas o colocando las colmenas cerca de fuentes de agua corriente.
  • Nos aseguramos de que las reservas de alimento dentro de la colmena son suficientes y que proporcionan a las abejas la energía suficiente para salir a recoger néctar y polen.
  • Controlamos que las colmenas se mantengan sanas y hacemos un seguimiento de la varroa para que al final del verano las colmenas estén limpias.
  • Procuramos mantener la colmena ventilada. Dentro de la colmena se puede alcanzar una temperatura superior a la del exterior, por lo mantenemos totalmente abierta la piquera para conseguir que la temperatura interior no afecte a las abejas ni a los panales.
  • Protegemos la colmena de depredadores que puedan robar la miel y acabar con nuestras abejas.

La barba de abejas

Cuando encontramos a las abejas apiñadas en la parte frontal de la colmena formando una especie de barba es señal de que, dentro de la colmena, la temperatura es demasiado elevada y es necesario mejorar la ventilación.

Como apicultores debemos tomar medidas, ya que el calor puede causar estrés en las abejas que luchan por proteger su colmena, haciendo que gasten demasiada energía en esta tarea y desatendiendo otras como las de recoger miel y polen.

Además, si se superan los 35ºC en el interior de la colmena, corremos el riesgo de que la cera de los panales pueda derretirse, poniendo en peligro la vida de las crías.

¿Cómo protegen las abejas la miel dentro de la colmena durante los meses de calor?

La temperatura óptima para que las abejas rindan al máximo se encuentra entre los 15-25ºC. Con esta temperatura las abejas se encuentran en forma para recoger el néctar de las flores, depositarlo en los panales e ir sellando las celdillas de miel. 

Durante el proceso de elaboración de miel, las abejas fabrican la cera con la que van creando el opérculo, la capa de cera que protege y aísla la miel para su correcto almacenaje.

Recordamos que el principal enemigo de la miel es la humedad y la miel sellada es la que está libre de humedad. Por tanto, gracias a la cera que sella el panal y el trabajo de refrigeración de la colmena que realizan las abejas, la miel se puede conservar en perfecto estado dentro de un panal sellado durante mucho tiempo.

Consejos para conservar la miel en casa durante el verano

Cuando sí debemos saber cómo conservar la miel ante los cambios de temperatura es en casa. Que cómo ya hemos contado en otras ocasiones, no conviene someterla a fuentes elevadas de calor ni guardarla a temperaturas muy bajas, si no quieres que cristalice.

Guardar la miel a temperatura ambiente

Almacenar la miel en un lugar con una temperatura constante durante todo el año y donde no reciba luz directa evita que los cambios de temperatura afecten a su color, textura y sabor.

El vidrio es un buen aislante para conservar la miel

Es más resistente que el plástico a los cambios de temperatura. El plástico con el paso de los años se deteriora y puede desprender componentes que se mezclen con la miel, afectando a su calidad.

El oxígeno afecta al sabor de la miel

Si no nos aseguramos de cerrar bien el bote de miel, corremos el riesgo de que entre en contacto con el oxígeno afectando a su sabor, que puede perder potencia, deteriorarse u oxidarse.

En Reina Kilama sabemos lo importante que es proteger a nuestras abejas de los cambios de temperatura, no solo para mantener el ritmo en la producción de miel y polen, sino para asegurar su supervivencia y conservar el ciclo de la vida dentro del colmenar.

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE…

  • El análisis polínico de la miel permite conocer una información precisa de las especies florales con las que se ha producido esa miel y es indispensable para su clasificación. ...

  • La miel de encina es la miel fabricada por las abejas a partir de la resina que segregan los frutos de la encina, conocidas como bellotas y esta sustancia es el mielato. La miel de encina de Reina Kilama procede principalmente de la Sierra de......