Los zánganos en la colmena

Zánganos

Los zánganos en la colmena

En uno de nuestros artículos anteriores te contamos cómo se organizan las abejas dentro de la colmena y los tres tipos de abejas que podemos encontrar, la abeja reina, las abejas obreras y los zánganos.

Antes de continuar, queremos hacerte una pregunta: ¿qué tarea crees que desarrollan los zánganos dentro de la colmena? A continuación, te contamos porque es tan importante su función para la colmena.

EN ESTE POST DE REINA KILAMA…

  • Los zánganos
  • Las funciones del zángano dentro de la colmena
  • La colmena zanganera
  • Los zánganos al finalizar la temporada apícola

Los zánganos

Los zánganos son las abejas macho de la colonia y proceden de los huevos sin fecundar que pone la abeja reina. Poseen una estructura más corpulenta que las abejas obreras y, a diferencia de ellas, no poseen aguijón.

Crecen en celdas más grandes. Podemos reconocer cuando una celda operculada corresponde a un zángano porque está más abultada que la de una abeja obrera.

Cuando las abejas construyen los panales por sí solas, tienden a construir más celdas zanganeras de las necesarias, por eso, las celdillas de los panales de cera que llevamos a la colmena tienen el mismo tamaño, con el fin de no criar cantidades elevadas de zánganos que puedan afectar a la producción de miel.

El tiempo de vida aproximado de un zángano es de 3 meses y, normalmente, coincide con los meses de más actividad en la colmena: primavera, verano y principios de otoño.

Dado que no realizan tareas de recogida y almacenamiento de alimentos, su lengua es mucho más corta que la de las obreras, lo cual no les permite recoger néctar; tampoco poseen corbícula, la “cestilla” que tienen las abejas obreras que les permite transportar el polen y el propóleo; ni tienen aguijón, ya que la función principal de este es depositar los huevos.

La función del zángano dentro de la colmena

La principal función del zángano es aparearse con la abeja reina, sin embargo, también contribuyen en otras funciones dentro de la colmena.

  • Fecundar a la abeja reina: la fecundación a las nuevas reinas se produce durante el vuelo nupcial. Esto ocurre entre los 12 y 24 días den nacimiento del zángano. Estos inician el vuelo y el más fuerte y rápido volando será el que fecunde a la reina. Inmediatamente después del apareamiento, el zángano muere, ya que su aparato genital se desprende.
  • Contribuyen en las tareas de la colmena: en ocasiones, los zánganos contribuyen en la producción de calor dentro de la colmena, el transporte de agua o la ventilación. Pero por regla general, pasan el día sin hacer nada en especial.

La colmena zanganera

Una colmena se pude volver zanganera cuando la reina es vieja y ya sólo pone huevos sin fecundar o cuando es demasiado joven y se ha fecundado mal.

En este momento, ocurre lo que se conoce como colmena huérfana. La colmena se ha quedado sin reina y, si no nos percatamos a tiempo, algunas abejas obreras pueden desarrollar la habilidad de poner huevos no fecundados, de los que únicamente nacerán machos.

Los zánganos al finalizar la temporada apícola

Cuando acaba la temporada de recogida de miel y polen, las abejas tienen que guardar provisiones para el invierno y la comida en el campo comienza a escasear, es cuando las abejas obreras echan de la colmena a los zánganos para que no consuman el alimento que mantendrá a las abejas obreras durante todo el invierno para llegar a la nueva temporada. En este momento, los zánganos acaban muriendo de frío, ya que, sin la contribución de las abejas obreras, no son capaces de alimentarse por sí mismos y, por ende, de sobrevivir.

 

Aún así, su tarea es fundamental para la colmena, gracias a los zánganos continúan naciendo abejas obreras que producen la miel y el polen de Reina Kilama.