¿Qué tipo de miel es mejor? ¡Fíjate en su etiqueta!

Cuál es la mejor miel

¿Qué tipo de miel es mejor? ¡Fíjate en su etiqueta!

Cuando vas a comprar una miel, puedes encontrar distintos tipos, diferenciando entre mieles oscuras hasta mieles claras y, entre ellas, diferentes variedades. Te puede surgir la duda de saber cuál es la mejor miel.

Para responder a esta cuestión da igual el tipo de miel que elijas, lo que debes tener en cuenta es que sea miel cruda, es decir, la miel que es envasada directamente después de haber sido extraída de la colmena, sin procesos adicionales que alteren sus propiedades originales.

Sabiendo esto, debes pensar en tus gustos y necesidades, en los beneficios que quieres que te aporte y en la finalidad de esa miel.

Si no tienes ninguna preferencia y, antes de nada, quieres saber qué tipo de miel cruda es buena para ti, puedes hacer una degustación de diferentes variedades de miel para salir de dudas y elegir posteriormente tu referida.

A continuación, te damos las claves para acertar al elegir la miel que más se ajuste a ti.

¿Cuál es la mejor miel?

Puedes encontrar miel de muchos colores: blanca, ámbar, color caramelo, marrón, casi negra. Su textura puede ser líquida o casi sólida. También puede tener transparencias o ser absolutamente opaca. Pero además de estas características físicas, debes fijarte en otras características que encontrarás en su etiqueta.

El origen botánico de la miel

El color, sabor y textura de la miel van a depender del tipo de plantas donde las abejas han recolectado el néctar para elaborar la miel y la zona geográfica donde se encuentren.

También podemos encontrar miel de mielato, que no procede del néctar de las flores, sino que extraen una resina (llamada mielato) que producen los árboles cuando hay una floración menor y los árboles producen una mayor cantidad de savia. Se trata, por tanto, de la última cosecha de la temporada.

Por esto, los primero en lo que debes fijarte al comprar miel es en el origen botánico que indica su etiquetado. En el caso de las mieles de Reina Kilama, podrás ver en su etiquetado si es miel de encina, miel de brezo, miel de cantueso, miel de flores, miel de naranjo o miel de eucalipto.

Miel recolectada en España

Consumir miel de origen español es garantía de calidad. España es uno de los países productores de miel mejor valorados en el mundo.

Cuenta con grandes extensiones de espacios naturales libres de contaminación: Parques Nacionales, Espacios Naturales Protegidos, zonas declaradas Reserva de la Biosfera, sierras, montañas, dehesas, prados.

Además, gracias a la diferencia climática que podemos encontrar en España, existen multitud de variedades vegetales. Los apicultores y las abejas recorren libremente la península ibérica recolectando néctar y polen de gran riqueza. El resultado de ello es nuestra miel española de gran calidad, que antes de ser envasada pasa estrictos controles de garantía de calidad y trazabilidad. 

Para saber si una miel es española, también debes mirar su etiquetado, ya que es obligatorio indicar el país o países de origen de dicha miel. Podrás ver que pone “miel de origen español”, “miel cosechada en España” o su Denominación de Origen Protegida.

Además, los productores de mieles puras, indicamos claramente el nombre del productor y la región de la que procede nuestra miel.

En Reina Kilama, nuestras mieles son 100% de origen español, procedentes de Salamanca, la zona noroeste de la península y el sur de España.

Entre nuestras variedades se encuentran la miel de encina, la miel de flores, la miel de eucalipto, la miel de brezo, la miel de naranjo y la miel de cantueso.

¿No sabes cuál elegir? Hemos preparado un estuche degustación de nuestras seis variedades de miel para que puedas probarlas todas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…